España: Erecycling, ejemplo de economía circular aplicada a gestión y tratamiento de residuos

La compañía Erecycling ofrece una respuesta a la necesidad de avanzar en la economía circular, así como también en los procesos de sostenibilidad ambiental productiva. La firma comienza a funcionar en el año 2014, teniendo como principal actividad la gestión y el tratamiento de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, vehículos fuera de uso descontaminados y otras chatarras para la obtención de productos aptos para el procesado en las industrias de producción de materias primas y reciclado.

Forman parte del proceso productivo que realiza Erecycling el tratamiento, separación y almacenamiento de materiales procesados como el hierro, el plástico, el aluminio, el cobre, el poliuretano y el vidrio.

En poco tiempo, la empresa se ha convertido en un referente en su sector como resultado de su compromiso y firmeza para trabajar por y para la economía circular. De hecho, el proceso productivo generado supone un ahorro de emisión a la atmósfera de 70.000 Tm/año de CO2, porque no es necesario extraer de forma primaria los elementos recuperados.

Erecyling trabaja con los principales fabricantes y distribuidores de RAEEs, además de otros centros autorizados de tratamiento de VFU descontaminados y chatarrerías, contando entre sus clientes con las principales fundiciones de España y Europa y todos los Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada al Productor (SCRAPs). El grado de confianza que despierta su profesionalidad hace que esta red se fortalezca cada año.

Erecycling destaca por la incorporación de la innovación y la tecnología en su modelo de gestión de residuos. Cuenta con una exclusiva planta automática de reciclaje de frigoríficos, tecnología que garantiza la correcta gestión y tratamiento de los gases CFC extraídos de aparatos como frigoríficos.

Entre los retos que maneja la empresa a corto plazo destaca el de ampliar la capacidad de producción y tratamiento, compensar/reducir la huella de carbono, así como la implementación de nuevos procesos, como la incorporación de una planta de post-fragmentación que permita la mejor valorización de los elementos recuperados.

Noticia publicada con información de La Verdad – España

, , , , ,

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *