España: Utilizan palets usados y cochinilla como ingredientes para una economía circular

La compañía Lopherca, una empresa española recibe 50 toneladas de palets usados al año que, en vez de terminar en un vertedero, son tratados para darles hasta diez vidas más y finalmente acabar de abono para plantas, es decir, vuelven a la tierra.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, conoció esta experiencia que “encaja a la perfección con el proyecto insular de convertir Gran Canaria en una ecoisla”, lo que requiere participación ciudadana, empresarial e institucional para crear la sinergia que lo posibilite.

El convencimiento es la primera semilla, la plantada por esta empresa que ha creado una programa informático propio para hacer seguimiento a todos los palets que restaura y devuelve al mercado tras tratarlos no sólo desde el punto de vista fitosanitario, sino también con un tratamiento de tintura de cochinilla que no solamente permite distinguirlos del resto –algunos usan pintura que impide devolverlos a la tierra como abonos-, sino que agrega un doble valores agregado, ya por un lado desbacteriza la madera y por otro retiene nitrógeno, beneficioso para cuando llegue el momento de ser triturado y con ello, convertirse en abono.

En cualquier caso, explicó Juan Ojeda, representante de esta empresa radicada en Mercalaspalmas, primero pueden convertirse en elementos decorativos de jardinería e incluso cama para animales y llegado al momento de convertirse en abono, si se mezcla con excremento de gallina, por ejemplo, su riqueza para las plantas se dispara.

Con el tratamiento de cochinilla, estos palets serán los únicos del mundo que a pesar de la tintura puedan ser devueltos a la tierra gracias a Lopherca, que es también la única de Canarias acreditada como planta de revalorización de residuos de embalajes de madera.

Asimismo, ha armado un convenio de Foresta y dentro de sus acciones sociales está incluida la creación de una mesa de trabajo para entregar en centros escolares y los más pequeños convivan desde sus tempranas edades con las tres erres: reciclaje, reparación y recuperación.

“Es una propuesta extraordinaria que encaja en el modelo de futuro que defendemos para esta isla, este tipo de proyectos debe de propiciar sinergias en el conjunto del territorio, la producción de residuos es uno de los problemas de nuestra tierra agravada porque dependemos del exterior”, de donde llegan miles de palets, apuntó el presidente.

Entre los objetivos de la empresa está generar reutilización desde la Península, de modo los mismos palets que vayan y vengan hasta diez veces, lo que contribuye a detener la desforestación desde todos los puntos de vista.

Noticia publicada con información de Teldeactualidad

, , , , , ,

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *