Investigación prueba que el compostaje de residuos orgánicos y subproductos mejora la calidad de cultivos

El compostaje de residuos orgánicos y subproductos provenientes de la industria agroalimentaria puede contribuir a mejorar el rendimiento y la calidad de los cultivos, así como también a favorecer el control biológico de patógenos, según demostraciones de una tesis que Almudena Giménez Martínez que ha defendido en la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT).

La investigación, dirigida por Juan Antonio Fernández, Catalina Egea y José Antonio Pascual dentro del Programa de Doctorado TAIDA, ha estudiado el uso como compost de estos residuos que generan problemas medioambientales y económicos, analizando su reutilización como fuente de nutrientes para cultivos con el objetivo de mejorar la productividad de las cosechas, reduciendo el uso de fertilizantes y plaguicidas químicos, consiguiendo una agricultura más sostenible y promocionando la economía circular. “El compost procedente de residuos agroindustriales y sus extractos biológicos puede ser considerado como un producto agrícola de valor añadido, que minimiza o limita la incidencia de patógenos y mejora la acumulación de compuestos nutricionales en lechuga y espinaca baby leaf”, resalta la nueva doctora por la UPCT.

Los investigadores de la escuela de agrónomos de la UPCT han estudiado el uso del compost como sustrato alternativo a la turba en cultivo hidropónico en bandejas flotantes, encontrando un significativo aumento de la calidad nutricional, un aumento de las vitaminas y de la capacidad antioxidante, así como también una disminución de nitratos en las hojas de estas hortalizas. Los compost también ejercieron un control de patógenos como “Pythium irregulare” (que afecta a la raíz y al cuello de la planta) de una forma más efectiva que la turba.

Y sobre las formas de aplicación de los extractos biológicos de compost, los resultados demuestran que una aplicación por microaspersión mejora la calidad de la lechuga y espinaca e incluso extender su vida útil como producto mínimamente procesado, mientras que su aportación en la solución nutritiva mejora el crecimiento de las plantas y la productividad del cultivo.

Ensayos similares se hicieron en campo, adicionando a los compost o a sus extractos un microorganismo beneficioso denominado “Trichoderma harzianum”. Los resultados mostraron un mayor rendimiento del cultivo y una mejor calidad nutricional del producto final.

Noticia publicada con información de Gestores de Residuos

, , , , , ,

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *