Investigadores analizan paneles solares desarrollados con fibras sintéticas

Un equipo de investigadores avanza en el estudio de un polímero que se aplica a las fibras textiles y que podría funcionar como materia prima para la construcción de paneles solares.

Hablar de paneles solares fabricados con ropa de calle resulta curioso. Pero pronto podría ser una realidad porque un grupo de investigadores encabezado por el responsable del Laboratorio de Membranas Textiles Biomiméticos.

La investigación toma como punto de partida los llamados concentradores solares luminiscentes. Estos son materiales capaces de utilizar la luz indirecta o ambiental para la generación de energía solar. Conocidos como LSC, capturan la energía de la luz ambiental y la transmiten a una célula solar que, después, convierte esta energía en electricidad.

El problema de los LSC consiste en que son demasiado rígidos, nada permeables al aire y al agua y, por tanto, no adecuados para su uso en tejidos. El gran avance de este grupo de expertos es, precisamente, que han logrado incorporar varios de estos materiales luminiscentes en un polímero que sí resulta flexible y permeabilidad al aire.

Paneles solares

De acuerdo a explicaciones en el sitio web Noticias de la Ciencia, este nuevo material se basa en co-redes de polímeros anfifílicos (APCN) que se encuentran en el mercado en forma de lentes de contacto de hidrogel de silicona.

El responsable del proyecto, Luciano Boesel, comenta al respecto: “La razón por la que elegimos exactamente este polímero es el hecho de que somos capaces de incorporar dos materiales luminiscentes inmiscibles a nanoescala y dejarlos interactuar entre sí”. Y agrega: “Por supuesto, hay otros polímeros en los que estos materiales podrían integrarse; pero esto llevaría a la agregación, y la producción de energía no sería posible”, matiza.

En colaboración con dos laboratorios, el equipo de Boesel ha conseguido añadir dos materiales luminiscentes diferentes al tejido de gel de manera que se convierte en un concentrador solar flexible.

Los nuevos concentradores solares pueden aplicarse a las fibras textiles sin que el tejido se vuelva quebradizo y susceptible de agrietarse o de acumular vapor de agua en forma de sudor. Los concentradores solares, que actúan como paneles solares autónomos y que se llevan en el cuerpo, ofrecen un inmenso beneficio para la creciente demanda de energía, especialmente para los dispositivos portátiles.

Noticia publicada con información de Ambientum

, , , , , , ,

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *