Empresa apuesta por la economía circular a través de su planta de reciclaje de palets

¿Por qué el plástico es el único culpable de la contaminación de los mares? ¿Y qué pasa con los otros deshechos, tales como: vidrio, metal, cartón? Los desechos seguirán existiendo hasta que no cambie la mentalidad, y por consiguiente la contaminación del ecosistema. ¿Y si se gestionan los residuos correctamente?

Desde la compañía Ribawood, fabricante de palets de plástico que comercializa en toda la Unión Europea, norte de África, Asia, América del Sur y América del Norte, estiman que se tiene que dejar de pensar que el problema es el plástico ya que “este material es tan poco perjudicial para el medioambiente como cualquier otro”.

En la empresa aseguran al respecto: “Si ejercemos la economía circular, no solo podemos no dejar deshechos sino reabsorber los ya existentes. De esta forma se potencia la investigación para hacer más que una economía circular, hacer un sistema que absorba y contribuya a mejorar el medioambiente.

Esto es lo que Ribawood analiza diariamente. Por eso se considera una empresa con una clara visión ecológica tanto a nivel interno como externo. De hecho, Ribawood, con una capacidad de producción de 2.5 millones de palets, evita la tala de 350.000 árboles cada año y gracias al reciclado de palets provenientes de nuestra fábrica, previenen el impacto medioambiental.

Por ello, la empresa asevera que se haga del plástico un material responsable y con claros beneficios para las personas. En este caso, “los palets de plástico nos pueden ayudar a deshacernos de los residuos que contaminan el medioambiente, poseen cientos de ventajas, entre ellas las más destacables las relacionadas con la higiene y la seguridad”.

Ante esta situación, la empresa indica que “no podemos calificar un material solo por el impacto generado cuando se convierte en residuo, es esencial tener una visión global de la huella de este en todos sus procesos, desde la obtención de la materia prima, hasta el transporte y el reciclado (en el caso de existir) del mismo”.

Finalmente, Ribawood considera que también se debe tener en cuenta el transporte de mercancías por carretera, que supone una vasta fuente de emisiones de gases efecto invernadero: “cuanto más kilómetros y más peso, más contaminación”.

Para ayudar en todo esto, Ribawood construyó y puso en marcha una planta de reciclaje propia con la que busca reducir todas las emisiones posibles, trabajando para mejorarla cada día.

Artículo publicado con información de Eurocarne

, , , , , ,

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *